¿Cuáles son las distintas modalidades del póker?

modalidades del póker

¿Cuáles son las distintas modalidades del póker?

En sus distintas modalidades el póker es de los viejos favoritos y el padre de muchos juegos que conocemos hoy en día, alrededor del mundo hay muchísimas competencias profesionales donde los expertos se miden, aunque aquellos que no son profesionales también  prueban suerte con el póker en los mejores casinos online en el mundo.

Con tantos jugadores y tantos años es normal que el póker tenga distintas modalidades y que se popularicen por todo el mundo, sigue leyendo y conoce cuáles son las distintas modalidades del póker.

Distintas modalidades del póker

Texas Holdem

Tal vez es la más conocida y la modalidad más jugada del póker. Muchos de los grandes jugadores del mundo hicieron fama y fortuna con esta modalidad.

El sistema de juego consiste en que los jugadores comienzan poniendo sus apuestas sobre la mesa y entonces el croupier reparte un par de cartas boca abajo a cada uno, esas cartas se mantienen ocultas hasta el final de la partida. Seguida de otras tres rondas de apuestas y cartas repartidas.

Para el final de las rondas los jugadores que queden en la mesa muestran las combinaciones de cartas que tienen todavía en su poder. El jugador que tenga la mejor mano se queda con las apuestas que estén sobre la mesa y se vuelve el ganador de la partida.

Distintas modalidades del póker

Omaha

Tal vez no tenga la popularidad del Texas Holdem pero el póker Omaha no deja de ser una de las modalidades más importantes y jugadas del mundo. Tiene dos sub categorías: Omaha High y Omaha High/Low.

Omaha High

Al principio de la partida a cada jugador se le reparten cuatro cartas que permanecerán boca abajo hasta el final. Cuando llega la última ronda cada jugador debe utilizar dos cartas de las que están ocultas y tres de las que se encuentran en el centro de la mesa. Así es como arma su mano final. El ganador es el que tenga la mano más alta.

Omaha High/Low

Comienza la partida con cuatro cartas siendo repartidas a cada jugador, cartas que se quedan ocultas hasta el fin del juego. Sin embargo, el bote se divide entre el jugador con las cartas más altas y el jugador con la mano más baja también puede resultar ganador. Este se lleva la mitad de las ganancias, para medirse se cuenta la mano desde 8 hacia abajo y el as toma el valor del número 1.

Stud Póker

A diferencia de las otras modalidades de juego más conocidas el Stud Póker no permite que se utilicen cartas comunitarias, es decir los jugadores solamente pueden hacer uso de las cartas que reciban del dealer.

En la primera ronda cada uno de los jugadores en la mesa recibe una carta tapada y dos destapadas. Empieza el jugador que tenga la mejor combinación de cartas destapadas. Se juega un total de cinco rondas y en cada una los jugadores reciben una carta descubierta. El ganador siempre será el que al final tenga la mano más alta.

Draw Póker

Por último pero no menos importante llegamos a la versión más tradicional del póker. En el Draw Póker no hay cartas comunitarias, esto quiere decir que al igual que en el Stud Póker el jugador tiene que crear la jugada con las cartas que reciba de mano del dealer.

Al inicio de la partida se reciben cinco cartas, todas cubiertas, a raíz de esto los jugadores deciden la estrategia con la que van a jugar durante toda la partida.

Una vez finaliza la primera ronda cada jugador tiene la opción de cambiar las cartas que tiene en la mano y así ir construyendo sus jugadas. Para la última partida cada jugador muestra sus cartas y así se decide el ganador, el premio se lo lleva el que tenga la mano más alta.

El póker se ha ganado el lugar entre los favoritos de todos los casinos en el mundo, ahora ya sabes cuáles son las distintas modalidades del póker y puedes empezar a ganar en grande.

Regístrate en juegaenlinea.com y no pierdas la oportunidad de probar suerte con las cartas.

No hay comentarios

Escribe un comentario